La albojense Noelia Cortés, referente en la lucha por la igualdad a través de Twitter

Más allá de la batalla que gitanos y gitanas plantan a diario a cuenta de los chistes cargados de tópicos, Cortés recuerda que la doble discriminación a la que se somete a las mujeres gitanas es algo que se sufre en multitud de ocasiones surgidas en el día a día. 

“Es una especie de combinación entre comentarios clasistas, racistas y machistas”, denuncia. “Y te puede caer cualquiera de ellos, según el momento. Y si te sales del recuadro de su estereotipo mental sobre tu gente, prepárate para el interrogatorio más incómodo y paternalista posible”, cuenta. 

 
Y frustración es la palabra con la que Cortés resume esa sensación que la invade al oír hablar mucho y mal de su pueblo.

Pin It on Pinterest

Share This