Fernando Macías Aranda. Profesor asociado en Universitat de Barcelona.
Técnico de Proyectos en Gencat.
Investigador Científico en Universitat de Barcelona.

De un modo inesperado, y muy sorprendente, ayer usted salió en defensa de ROBER BODEGAS, y lo que es más alarmante, sin hacer la más mínima alusión al contenido racista y antigitano del monólogo de dicho comediante. Usted eligió su cuenta de Twitter, donde le siguen más de 484.000 personas, y sus palabras han acaparado los titulares de decenas de periódicos de gran relevancia, como LaVanguardia.com, ABC.es o 20minutos.es. En este sentido, creo que estará de acuerdo con nosotros y nosotras que sus declaraciones han tenido un gran alcance y repercusión social. 

Concretamente, lo que usted dijo es lo siguiente “Me parece aberrante amenazar a cómicos por hacer un par de bromas”. A sus palabras acompañó un video titulado “Aznar y Pedro Duque. Cruz y Raya”. 6 horas después de su comentario en Twitter, vuelve a publicar al respecto lo siguiente “Que no se malinterprete: aberrante es el racismo y las expresiones racistas. El humor debe seguir teniendo su espacio. Las amenazas son intolerables.” 

Personalmente, le tenía una fuerte admiración y estima, por su actitud y lucha en favor de las evidencias científicas, tan importantes para desmontar los chiringuitos de la pseudociencia o anticiencia, como la homeopatía o la segregación escolar; y por su apoyo al proyecto Ciencia en el Parlamento, una iniciativa que tiene como objetivo que la ciencia y el conocimiento científico sean cada vez más importantes en la formulación de propuestas políticas. Quizás por eso me han sorprendido y me alarman tanto sus palabras, porque le tenía a usted por un hombre de ciencia. Se me olvidó que el Antigitanismo puede impregnar todas las esferas sociales, de cualquier ideología política, siendo invisible incluso para un Ministro como usted; el Ministro de las Evidencias Científicas. 

Vaya por delante que esto no es una guerra o lucha entre payos y gitanos. Esto es una lucha por los Derechos Humanos, y concretamente en contra del racismo especifico (Antigitanismo) que sufre todo un Pueblo desde hace siglos: el Pueblo Gitano. 

Dicho esto, me gustaría simplemente compartir con usted 4 cuestiones, para que usted considere si debe o no hacer algo al respecto. 

1) No son un par de bromas. Son hasta 6 ironías, 2 minutos y 53 segundos exactamente, de estereotipos y prejuicios que humillan, denigran, y reducen a toda una comunidad a la falta de inteligencia, a la delincuencia, al tráfico de drogas, a la holgazanería para trabajar, al matrimonio infantil forzado y a la violencia de género. 

Supongo que usted nos comparte su video para demostrarnos que hay que reírse de uno mismo cuando se hace en clave de humor o en nombre de la comedia. ¿Cierto? ¿Se reiría de usted si en ese vídeo de Cruz y Raya se le asociara con delitos, como la corrupción, el tráfico de drogas, la violencia de género o el tráfico de personas? 

Quizás si le parecería gracioso. Al Pueblo Gitano no nos lo parece, especialmente porque, según la Comisión Europea, la comunidad gitana es la minoría étnica más rechazada de Europa y el grupo social que sufre mayor desigualdad. Quizás esta exclusión social no afecta a los astronautas ni a los ministros, y usted se puede permitir que un monólogo le asocie a delitos. Nosotros y nosotras sabemos las consecuencias de esas afirmaciones: segregación educativa, discriminación laboral y en materia de vivienda, racismo en el ámbito de la salud o barreras para la participación social, entre otros. Por eso exigimos que se respeten los Derechos Humanos de todas las personas, también los derechos y libertades de los gitanos y las gitanas. 

2) Todo un Pueblo, es decir más de 1.000.000 de personas, es reducido por el mundo de la comedia, la mayoría de medios, los usuarios de la red y ahora un Ministro, a las amenazas de 400 individuos. 

Al igual que usted, no podemos responder a las acciones individuales de todas las personas que forman parte de la comunidad gitana. Si usted dedicada 30 minutos podrá ver que muchísimas personas gitanas, y no gitanas, hemos condenado públicamente las amenazas, exigiendo, eso sí, dignidad y respeto. 

Siempre que hay un caso de corrupción, los políticos y políticas salen en defensa de su profesión, diciendo “todos no somos iguales”. Y yo lo creo, pero desgraciadamente veo que eso con todos no vale. Con los gitanos no vale. Si amenaza uno, amenazan todos. 

3) Usted, y miles de personas en la red, están defendiendo que “El humor debe seguir teniendo su espacio” o que “la comedia es ficción y es humor, y se debe entender como tal, porque si no es censura”. 

El Código Penal español, en su Título XXI, Capítulo IV, Sección 1, trata los delitos cometidos con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizados por la Constitución. Concretamente, en el artículo 510, se habla de los delitos referidos al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, a la dignidad de las personas, y a la humillación, menosprecio o descrédito de cualquier persona por motivos racistas, entre otros. 

Por más que leemos, no vemos que en ningún lugar se diga que en clave de humor si se puede humillar, denigran o fomentar al odio contra las personas. Tampoco vemos que diga que la violencia es violencia excepto encima de un escenario haciendo un monólogo. 

Por tanto, el racismo, es racismo. Encima de un escenario o en una cuenta de Twitter. No lo decimos nosotros y nosotras. Lo dice el Código Penal Español. Con esto no digo que Rober Bodegas, ni mucho menos usted, haya incurrido en un delito, ya que para eso se deberá pronunciar la Fiscalía, no nosotros. Lo que decimos es que puede cometerse delito incluso a través de un monólogo, y se puede denigrar a un pueblo en cualquier espacio, también en la comedia. 

4) Como le dije al principio, le he considerado como el Ministro de las Evidencias (recuerdo perfectamente toda su lucha en contra de la homeopatía a través de sus redes sociales). Pues bien, aquí le dejo algunas evidencias científicas de los efectos y consecuencias del racismo y del Antigitanismo, simplemente por si las quiere leer o tener en consideración: 

Van Baar, H. (2014). The emergence of a reasonable Anti-Gypsyism in Europe. When stereotype meets prejudice: Antiziganism in European societies, 27-44. 

Sigona, N., & Trehan, N. (2011). Neoliberalism, anti-Gypsyism and the EU’s dream deferred. Lignes, 34, 1-6. 

End, M. (2012). History of Antigypsyism in Europe: The Social Causes. New Faces of Antigypsyism in Modern Europe, 7. 

Di Giovanni, E. (2014). Contemporary Anti-Gypsyism in European Mass Media. INTERNATIONAL JOURNAL OF ECONOMICS AND MANAGEMENT ENGINEERING, 12(8), 3491-3494. 

Alliance against Antigypsyism. (2017). ANTIGYPSYISM –
A REFERENCE PAPER. European Commission. http://antigypsyism.eu/ 

European Union Agency for Fundamental Rights. (2018). A persisting concern: anti-Gypsyism as a barrier to Roma inclusion. http://fra.europa.eu/en/publication/2018/roma-inclusion 

Jiménez, N. (2016). ¿El antigitanismo afecta a la salud?. En Sastipen aj rroma: desigualdad en salud y comunidad gitana (pp. 43-61). Servicio de Publicaciones. http://buscaciudad.com/panel…/…/adjuntos/25042016142955.pdf… 

Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana. FAGA. (2017). Guía de Recursos contra el Antigitanismo. Valencia: FAGA. https://www.plataformaong.org/…/1457610965_ca002_guia_antig… 

Santos, T., Macías, F., Amador, J., Cortés, D. (2016). Samudaripen, el Genocidio Gitano: ¿Volveremos a Repetir la Historia?. Scientific Journal on Intercultural Studies, 2(1), 2- 29. http://hipatiapress.com/…/…/recei/article/download/1897/1632 

Rromani Pativ. (2017). INFORME ANUAL SOBRE EL ANTIGITANISMO EN LA RED Y EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN 2017. http://rromanipativ.info/…/2017_12_15-Informe-antigitanismo… 

Macías, F. (2018). No es sólo discriminación, ni desigualdad, ni racismo… se llama Antigitanismo. El Desván del Museo. http://www.eldesvandelmuseo.com/no-es-solo-discriminacion-…/ 

Fundación Secretariado Gitano. (2016). Discriminacion y Comunidad Gitana. Número Especial sobre ANTIGITANISMO. https://www.gitanos.org/…/Informe_discriminacion_2016_ok.pdf 

Clough Marinaro, I., & Sigona, N. (2011). Introduction Anti-Gypsyism and the politics of exclusion: Roma and Sinti in contemporary Italy. Journal of Modern Italian Studies, 16(5), 583-589. 

Dicho esto, Sr. Ministro, me gustaría simplemente recordarle un hecho histórico. 

Como verá, a este post le acompaña una foto. Fue la portada, en 1893, del periódico antisemita francés “LA LIBRE PAROLE”, en el que aparece una caricatura sobre la “ambición judía” de dominar el mundo (“Su patria”, se lee al pie), y en la que el judío está representado por unos rasgos “raciales” que supuestamente lo definen e identifican, como la enorme nariz aguileña. 

Esto también era humor, Sr. Duque, y fue una de las semillas (evidentemente no la única) que contribuyó al exterminio de más de 12.000.000 de personas, de los cuales más de 6.000.000 eran personas judías, y casi 1.000.000 personas gitanas. 

Seguro que cree que estamos exagerando, pero ¿sabe que a día de hoy se mata, persigue y apaliza a personas gitanas en Europa? ¿Sabe que hay cargos políticos europeos que están defendiendo la expulsión y la persecución de personas gitanas? 

Los estereotipos y prejuicios en contra de cualquier grupo social, Sr. Duque, especialmente cuando de grupos excluidos y rechazados se refiere, son la mecha que justifica todo tipo de acciones, incluso el extermino. Por eso estamos tan alarmados, especialmente con sus declaraciones, pues nunca debemos olvidar, Sr. Duque, que, tal y como dijo un día el Excelentísimo Señor. Martin Luther King “todo lo que hizo Hitler en Alemania era legal”.