La abogada sevillana Pastora Filigrana, activista feminista gitana que forma parte de la Red Antidiscriminatoria Gitana, habla sobre las identidades, qué es pertenecer a un grupo excluido y cómo entiende el feminismo para alcanzar la igualdad real.

Yo siempre digo que si los gitanos no existieran habría que inventarlos porque el sistema económico necesita siempre de un grupo excluido que alimente estas bolsas de pobreza, esta exclusión, que sirve de prestación a la clase trabajadora, ¿no? Siempre que haya gente excluida va a haber gente dispuesta a trabajar en peores circunstancias que un trabajador que se encuentre en una situación de mayor ventaja de inclusión social. Por eso esos grupos subalternizados que son necesarios para el propio sistema económico siempre van a existir, en este lugar, en este territorio que habitamos en estos momentos, la población gitana es uno de estos grupos. Y si no fuera la población gitana sería sustituida por cualquier otro grupo.

Leer artículo completo: lavozdelsur.es