Si no sabes por qué se celebra hoy el Día Nacional de Andalucía no es tu culpa. El poder no quiere que sepas que cuando un millón de personas sale a la calle se cambia el curso de la historia. El 4 de diciembre de 1977, un millón de andaluces salieron a la calle a exigir autonomía y libertad. La autonomía sólo estaba prevista para las nacionalidades históricas, Galicia, Euskadi y Cataluña. Eran aquellos territorios que tenían aprobado su Estatuto de Autonomía antes del golpe de Estado de 1936. Andalucía se quedaba fuera porque cuando cayó la Segunda República aún se estaba redactando el suyo. Pero el pueblo andaluz y la izquierda organizada pelearon el auto gobierno y se echaron a la calle aquel 4 de diciembre. Manuel Caparrós, un joven sindicalista de 19 años, escaló la pared de la Diputación de Málaga en mitad de la manifestación para colgar la bandera de Andalucía y la policía nacional lo asesinó de un tiro por la espalda. Se sumó así un crimen de Estado más –todavía sin resolver– a la “modélica” transición. Esta masiva movilización cambió la Constitución española y la historia de este país. Hubo “café para todos” y el art. 151 de la Constitución dio lugar a 17 autonomías en lugar de sólo a las tres históricas. El 28 de febrero de 1980 se aprobó por referéndum el Estatuto de Autonomía. Y por eso es el 28 de febrero el día institucional de Andalucía y no el 4 de diciembre, que conmemora la histórica jornada de lucha popular que se quiso borrar del imaginario colectivo y que solo la izquierda andalucista defendía.

Leer artículo completo: ctxt.es

Pin It on Pinterest

Share This