La noticia, publicada en el periódico digital larioja.com[1] y noticiasdelarioja.com[2] incurre en el clásico error, no por ello menos negligente, de mencionar el origen étnico de las personas involucradas en un suceso delictivo. No sabemos ya cómo enfrentar este reto, que deberían acoger como propio las organizaciones de periodistas y cualquier equipo de redacción de cualquier medio, que nos afrenta a gitanos y gitanas cada vez que, con el miedo en el cuerpo, abrimos los periódicos.

Es raro el día que no nos encontramos con un ejemplo o dos de esta tendencia que contradice el propio código ético del trabajo periodístico. En el caso que nos ocupa, encontramos desde el principio advertencias implícitas de que más pronto que tarde nos enfrentaremos a la ofensa. ¿Por qué? Muy sencillo. El primer párrafo de la noticia comienza de la siguiente manera: “Seis personas, todas ellas integrantes del mismo clan familiar...” Sabemos, por pura experiencia, que esa no es la manera habitual a través de la cual los periodistas describen a las organizaciones criminales conformadas por personas no gitanas, por payos. Sabemos también que percibir la familia como clan y criminalizar, inconscientemente o no, a las familias enteras cuando los hechos están  relacionados con nuestra comunidad configura otro clásico del antigitanismo en los medios de comunicación.

Más tarde, unas pocas líneas más abajo, nos topamos con las estas líneas: “… la detención de seis varones, de un mismo clan familiar, que formaban un grupo criminal organizado”. Vuelven a hacer hincapié, por si se nos había olvidado, del carácter criminal de toda la familia; nos preparan para el momento clave. No obstante, nos queda una importante duda por resolver. Esta familia, mencionada reiterativamente, ¿constituye una organización criminal o forma parte de una red más amplia en la que habría otros actores, quizás no gitanos, que no merecen la calificación de clan familiar? Apostamos a que, tristemente, conocemos de antemano la respuesta a esta pregunta.

En el penúltimo párrafo, justo antes de dar por finalizada la noticia, nos asalta, por fin, lo esperado desde el comienzo: “…la desarticulación del grupo criminal investigado, el cual estaba integrado por seis personas de etnia gitana, pertenecientes al mismo clan familiar…”. Ya sabíamos que se trataba de un grupo criminal, por supuesto. Sin embargo, desconocemos, tal y como advertíamos más arriba, si tal grupo conformaba una familia, tal y como se insinúa también. Ignoramos, aunque se nos ha dicho por activa y por pasiva, si toda la familia en su conjunto, es un clan criminal, lo cual también es remarcado de forma constante.  Por último, desconocemos las razones por las cuales el uso de la palabra “clan”, que tan familiar nos resulta parece ser de una importancia imprescindible para el redactor o redactora de esta noticia.

Al final, se nos informa, para que no olvidemos y tengamos claro, que estas seis personas detenidas son “de etnia gitana”. ¿Cuántas veces tendremos que ser insultados e insultadas para que pare este acoso periodístico generalizado cese? No lo sabemos. Lo que podemos decir, y lo hacemos con total contundencia, es que mencionar el origen étnico de las persones implicadas en actos delictivos es irresponsable, contradice -lo hemos escrito decenas de miles de veces- la propia ética periodística y es, definitivamente, racista. Si, es racista. Existe ya una literatura científica y pedagógica inabarcable sobre la cuestión que podemos poner, una vez más, al servicio de los actores interesados. Pero si toda la carga pesa sobre los hombros de las personas gitanas de bien no podremos resolver este agudo problema.

Les corresponde a ustedes responsabilizarse y tomarse en serio la cuestión. Por todo ello, exigimos una reelaboración de la noticia que cumpla los mínimos éticos imprescindibles y no contribuya al fortalecimiento de los prejuicios y estereotipos que, lejos de representar un problema abstracto, hacen tanto daño a nuestras familias en su día a día desde hace ya tanto tiempo. No toleraremos más este maltrato.

[1]http://www.larioja.com/la-rioja/detenidas-seis-personas-20171006091229-nt.html

[2]http://noticiasdelarioja.com/desarticulado-clan-familiar-tras-incautar-225-kilos-marihuana-villamediana/