Desde Rromani Pativ queremos mostrar nuestra más profunda consternación y rechazo visceral ante lo que consideramos un despreciable ataque racista sin parangón a nuestra imagen pública como comunidad en el Estado español que señala injustamente a todos nuestros primos, primas, tíos, tías, sobrinos y sobrinas gitanos del pueblo sevillano de Dos Hermanas.

Con fecha del 4 de Octubre de 2017, encontramos una horripilante noticia de sucesos en la sección La Tarde a cargo del periodista Ángel Expósito en el marco de la página web de La Cope[1] que acompaña el siguiente titular: “Han matado al Turco, a Sandra y su hija por instinto de supervivencia”. Hasta aquí, todo parece periodísticamente correcto, a pesar de la triste, estrambótica y violenta realidad a la que hace mención la noticia. Sin embargo, más abajo, como título al desarrollo radiofónico del acontecimiento encontramos esta introducción al mismo: “Los gitanos de Dos Hermanas han matado al Turco, a Sandra y su hija por instinto de supervivencia”.

No creemos necesario escuchar el programa emitido ni leer el resto de la noticia en cuestión –aunque lo hemos hecho− para afirmar que tal titular representa sin tapujos, sin sutilezas o mensajes subliminales, el mal que cualquier activista por los derechos humanos decente, cualquier profesional de los medios de comunicación con un mínimo de ética periodística y cualquier persona honesta con instinto ciudadano debe enfrentar si quiere contribuir a frenar el injusto acoso racista que los nuestros y nuestras enfrentan desde hace siglos en el seno de la sociedad española.

Indignados y indignadas –porque también tenemos derecho a la indignación−, nos preguntamos cómo es posible que pueda escribirse y publicarse este titular en un medio como La Cope sin que nadie lo haya frenado, sin que ninguno de los trabajadores y trabajadoras que conforman el equipo del medio de comunicación en cuestión haya reaccionado y parado a tiempo el despropósito, no sin someter a su autor a una revisión exhaustiva y razonable del código ético periodístico que supuestamente ha de guiar su esfuerzo en la transmisión de cualquier hecho.

Lo hemos repetido hasta la saciedad en manuales, guías, textos, artículos científicos y de opinión: nombrar el origen étnico de las personas involucradas en sucesos como los descritos no solo no añade información de importancia, sino que contribuye a extender, reafirmar y fortalecer los prejuicios y estereotipos dominantes sobre las comunidades afectadas. En este caso no solo se nombra el origen étnico sino que se acusa a toda una comunidad en su conjunto de forma absolutamente irresponsable.

Hay que recordar que no solo nos limitamos a rechazar moralmente esta negligente praxis periodística sino que advertimos que, según el art. 510 del Código Penal, estas actitudes pueden ser consideradas un ilícito penal castigado con hasta 4 años de cárcel.

Informamos, así mismo, que, Desde la Federación de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (FAGA) se hará llegar este suceso al Fiscal Delegado de Delitos de Odio de la Provincia de Sevilla para que inicie las actuaciones que estime oportunas. Por todo ello, exigimos la retirada de tan nefasto, injusto y racista titular, además de una disculpa pública de justicia para el conjunto del Pueblo Gitano, especialmente para nuestros hermanos y hermanas de Dos Hermanas, que se han visto salpicados por el oprobio de una manera totalmente injustificable.

[1] http://www.cope.es/noticias/tarde/han-matado-turco-sandra-hija-por-instinto-supervivencia_159488

Medio Contactado
Mail: internet.usuarios@cope.es