Dentro de la campaña permanente de lucha contra el antigitanismo que lleva a cabo la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (FAGA – Valencia), quiénes hacen parte del proyecto Rromani Pativ, han detectado la siguiente noticia con el titular ” Cuando la sangre se venga con sangre”.
En esta noticia se hace mención explícita de la pertenencia étnica por lo que desde la Federación se han puesto en contacto con el periódico para recordarle que la mención explícita de la pertenencia étnica en contextos noticiosos de sucesos no aportan información relevante alguna y sí contribuyen al reforzamiento de los peores estereotipos estigmatizantes y, en este caso, antigitanos.

Por otro lado, se le ha manifestado al medio que en la redacción de la noticia se realizan generalizaciones que dañan el honor y la buena imagen del Pueblo Gitano por lo que se solicita ejercer nuestro derecho a la rectificación (Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, reguladora del derecho de rectificación) mediante la publicación de una nota en la que se aclare que la cultura gitana, lejos de lo que proclama el estereotipo, es una cultura de la no violencia y que, justamente, lo que el derecho consuetudinario gitano, la mal llamada ley gitana, preconiza como solución a los conflictos es la intermediación de las personas de respeto para evitar (de hecho, en muchos lugares de España a las personas de respeto se las denomina “evitadores”) la progresión de la violencia y que la medida que suele aplicarse es la separación entre los contendientes, el mal llamado “destierro”.

Por otro lado, dado que el fomento de los discursos de odio puede constituir un ilícito penal castigado con hasta 4 de años de cárcel (Art. 510 del Código Penal), en esta misma mañana se dará traslado al Fiscal de Delitos de Odio para que emprenda las acciones que estime oportunas.