Buenos días: Nos dirigimos a ustedes. porque hemos detectado la publicación de una noticia en su medio : https://www.elespanol.com/opinion/tribunas/20180601/maldicion-gitana-sanchez/311838814_12.amp.html

Que merece la acción de nuestras organizaciones y especialmente de nuestro programa: http://rromanipativ.info/

Rromani Pativ, que significa dignidad Gitana, es un proyecto creado e impulsado por: http://plataformakhetane.org/

Financiado por el Ministerio de Sanidad y Servicios sociales a través de la convocatoria de programas de interés general con cargo a la asignación tributaria del IRPF. Las numerosas y heterogéneas asociaciones romaníes del Estado español parten de una larga trayectoria común de denuncia pública en el campo del antigitanismo informativo. Es extraño encontrar alguna organización gitana que no haya dedicado con sudor y lágrimas gran parte de su energía humana a desarrollar una pedagogía periodística kalí que cualquier profesional de la comunicación que se precie, sea cual sea su especialidad, debería tener en cuenta, estudiar y aplicar concienzudamente. En este sentido, es indispensable reconocer el aporte ético de esfuerzo social y paciencia intelectual que las expertas y expertos gitanos, activistas por los derechos de nuestro Pueblo, nos han dejado. Ese es el legado que, precisamente, recoge:

Rromani Pativ no solo nace como proyecto a través del cual se denunciará públicamente la proliferación de discursos mediáticos de carácter antigitano, que también. No solo pretende señalar y poner ante la luz la base de prejuicios y estereotipos desde la que se producen, a veces conscientemente, otras inconscientemente, las noticias sesgadas y racistas que aluden de una forma u otra a la extraordinariamente rica realidad de nuestras comunidades. Tampoco será su único objetivo materializar las exigencias de respeto y conciencia democrática a los medios de comunicación por parte de los gitanos y gitanas de a pie. Rromani Pativ se crea con la intención de entrar en diálogo público con los responsables; de dar oportunidades de rectificación y mejora a aquellos que cometen un error; de señalar la imprudencia de quienes, a pesar de las reiteradas invitaciones a la reflexión, desoyen los consejos de los especialistas y también de poner su experiencia y cuidado al servicio de aquellos que se muestren abiertos a nuestras observaciones, ofreciéndose cuando sea necesario como fuente de información a los profesionales de la información y estableciéndose como un canal de colaboración permanente entre ambas partes. Desde este nuevo proyecto que intentará coordinar las energías existentes y desembocar en una respuesta unitaria por parte de las asociaciones gitanas y pro gitanas del Estado español ante el menosprecio racista, no se exigirá tan solo la retirada silenciosa de las noticias, titulares y artículos anti-gitanos existentes sino que también se exigirá una reparación simbólica y moral por el daño ocasionado. Desde Rromani Pativ les ofrecemos nuestra voluntad de cooperación, recursos, información y apoyo, para que los profesionales, de cualquier medio que lo deseen, tengan argumentos e información, veraz y fiable sobre el Pueblo Gitano, para darle el trato correcto, con rigor y respeto. http://rromanipativ.info/recursos/

Queremos que se rectifique en actitudes y tendencias de fondo, no únicamente en detalles y hechos puntuales; iremos a cuestionar la ideología del antigitanismo, no tan solo los despropósitos sintomáticos del mismo. Los medios de comunicación con demasiada frecuencia difunden los prejuicios contra las personas de etnia gitana.

En el caso de Ferrer Molina, quedamos especialmente atónitos, tras desembocar en las primeras líneas de su escrito; he aquí sus palabras: “Ya veremos si cuando haya elecciones ustedes son terceros”, le soltó Pedro Sánchez a Rivera con retumbo de maldición gitana desde la tribuna del

Congreso” ¿A qué se refiere el escritor exactamente con la expresión: “… con retumbo a maldición gitana”? Por el momento, se impone la aclaración de algo importante, y es que es evidente que Molina no conoce las características del complejo y culto arte gitano de maldecir la injusticia. Las palabras de Sánchez, a nosotros y nosotras, no nos resuenan a nada gitano, sobre todo después de leer los agradables adjetivos que el periodista les dedica a lo largo de su cortísimo artículo aparecido el 1 de junio en la citada web: “arrogante”, “gesto ciertamente feo”, etc. Pero paremos aquí, por el momento.

No se equivoquen, hay por ahí no gitanos/as que, por su cercana convivencia con nuestra gente, por gozar de su respeto, de su amor y solidaridad, saben lo que hacen. Pero es cierto que todos ellos coinciden en algo fundamental, y es que lo que aprenden de los nuestros lo guardan para permitirlo florecer, no para utilizarlo como meros recursos literarios sin gracia que estimulan los prejuicios y tópicos dominantes sobre nuestro Pueblo. Han de saber, y lo decimos sin acritud, que el Pueblo Gitano no es un contenedor de tópicos para utilizar cuando no se encuentran chascarrillos atractivos con los que edulcorar artículos de opinión sobre el panorama político. Puede que todo esto les parezca excesivo, sin embargo, estamos seguros de que conseguirán ver el fondo propositivo de nuestra crítica y apreciar la dignidad romaní de la que surge nuestra indignación. Cansados y cansadas de funcionar como filigranas poéticas al gusto de los escritores de turno, reclamamos respeto. Y sepan que nuestras consideraciones están lejos de ser simplemente morales. Nos mueve el conocimiento de que, por muy inocente que parezca, cada mención que solidifica un tópico, cada escrito en el que se hace innecesariamente mención a nuestra cultura y existencia afianzando estereotipos, representa un mal inimaginable, no solo para nuestro Pueblo, sino para el conjunto de la sociedad en la que vivimos.

Así bien, y para finalizar, nos permitimos el derecho de proporcionar un consejo a nuestros amigos. Tengan cierto cuidado en el uso de las maldiciones, ya que, por muy mediocres y payas que sean, tiene el poder de volverse contra los que las pronuncian. Por si acaso, desde nuestro conocimiento y cariño les enviamos el mejor deseo gitano posible para protegerles de este riesgo con el escudo protector de la sabiduría. Ahora bien, este buen deseo será completamente inútil sin su colaboración y esfuerzo sincero por llevarlo a cabo, a saber: aprendan a respetar la imagen y dignidad pública del Pueblo Gitano.

Artículo 7 del Codigo Deontológico Periodístico: 7. El periodista extremará su celo profesional en el respeto a los derechos de los más débiles y los discriminados. Por ello, debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio o susceptibles de incitar a la violencia o a prácticas humanas degradantes. a) Debe, por ello, abstenerse de aludir, de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color, religión, origen social o sexo de una persona o cualquier enfermedad o discapacidad física o mental que padezca. b) Debe también abstenerse de publicar tales datos, salvo que guarden relación directa con la información publicada.

Rogamos tengan en cuenta, nuestras apreciaciones, así como el articulo siete del Código Deontológico Periodístico. Se retracten y corrijan o disculpen de forma pública de la redacción de esta noticia. Como mínimo muy desafortunada…

Gracias por su tiempo. Atentamente y esperando su respuesta, el equipo de: http://rromanipativ.info/

En su nombre