Con motivo de la puesta en marcha del proyecto RomaniPativ, iniciativa contra el racismo antigitano informativo, charlamos con el principal técnico responsable del mismo, el activista gitano Iñaki Vázquez Arencón.

Iñaki Vázquez Arencón (Reus, Catalunya, 1967). Educador social (Universitat Oberta de Catalunya) y profesional de las artes gráficas. Diplomado en intervención social con la comunidad gitana (Universidad Pública de Navarra). Activista gitano y LGTBIQ, conferenciante y comunicador social. Ha participado activamente en diversos movimientos sociopolíticos desde muy temprana edad. Actualmente reside en Madrid. Trabaja como coordinador de proyectos de intervención social en la ONG gitana de ámbito estatal “Plataforma Khetane”. Ha publicado diversos artículos sobre las sexualidades disidentes en el seno del Pueblo Gitano. Miembro del consejo de redacción de la revista “Colors”, en la que ha escrito, entre otros, artículos sobre la situación de las personas migradas LGTBIQ en Catalunya. Articulista habitual en la prensa local (Camp de Tarragona) y tertuliano en diversos programas radiofónicos. Fue portavoz de la asociación LGTBIQ “H2O” (2002-2006). Experto en participación social y radicalidad democrática, coordinó la red de centros cívicos y el área de participación ciudadana del Ayuntamiento de Reus (2007-2010). Actualmente es miembro de “Conversa, Laboratorio de Pedagogías Críticas”, “Ververipen” y de “Kale Amenge”.

 

Comencemos por el principio ¿Qué es RromaniPativ, cuál será su función y por qué en estos momentos?

RromaniPativ (Dignidad Gitana) es un proyecto que impulsa la Plataforma Khetane, financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través de su convocatoria de programas de interés social asignados a la recaudación del IRPF.

RromaniPativ pretende, en primer lugar, visibilizar el antigitanismo informativo existente en los medios de comunicación en el Estado Español así como en las Redes Sociales. En segundo término, pretende dar respuesta a esa expresión mediática del racismo antigitano a través de un mecanismo de respuesta efectivo, proporcionando argumentos sólidos a quienes tratan la información sobre el Pueblo Gitano de manera sesgada, incorrecta y simplemente racista. Por último, pero no por eso menos importante, este proyecto pretende trabajar todo estos aspectos creando redes de relación y de colaboración. Dichas redes se fortalecerán entre organizaciones gitanas principalmente, pero también con otras asociaciones o movimientos que de alguna manera también trabajen con nuestro Pueblo. Este aspecto de nuestro proyecto se está  plasmando en la creación de la Red Antidiscriminatoria Gitana (RAG), que es un espacio de trabajo,  colaboración y participación horizontal.

Todo el trabajo realizado y las intervenciones que seamos capaces de articular se materializarán en un informe anual. Nuestra intención es que este informe sirva de instrumento político para las organizaciones, que ayude a denunciar y mostrar públicamente, en su ámbito de actuación, como el antigitanismo informativo es determinante en la configuración de la imagen estereotipada e estigmatizada de los kalés.

Todo ello se articula a través de un sitio web www.rromanipativ.info

 

¿Qué actores del movimiento asociativo en particular estarán al frente de la iniciativa?

Como hemos explicado, este proyecto lo impulsa la Plataforma Khetane, pero con la clara voluntad de ser compartido, mejorado y aplicado por el mayor número de organizaciones y personas posible. Todo ello desde el convencimiento de que es necesario vencer ciertos mecanismos de autoprotección y recelo existentes en el movimiento asociativo gitano; cuestión sin la cual no será posible inaugurar –aunque sea paulatinamente− otra etapa en la que la colaboración, la cooperación y el apoyo mutuo determinen la incidencia y la labor de estas organizaciones.

 

¿De qué manera se pretende conectar el proyecto con las gitanas y gitanos de a pie?

Al igual que RromaniPativ pretende trabajar de manera intensa con las organizaciones gitanas, también pretende incorporar a los ciberactivistas Rroma existentes y a otras personas que a nivel individual quieran incorporarse a la lucha por la dignidad pública de los kalés.

Por otra parte, estamos convencidos de que proyectos de este tipo pueden contribuir a dar fuerza a centenares de gitanas y gitanos. Nuestra gente observa en su día a día, como la impunidad racista está instalada en los mass media y en las redes sociales. Pretendemos contribuir modestamente a la creación de una barrera de resistencia al racismo informativo contra nuestro Pueblo.

 

¿Es una iniciativa local, autonómica o estatal?

El proyecto es de ámbito estatal, pero pretende incidir en el ámbito autonómico y local.

 

¿Cómo coordinará RomaniPativ las fuerzas del asociacionismo existente de forma equilibrada?

La Plataforma Khetane aglutina a una parte importante del movimiento asociativo gitano, siendo en la actualidad doce federaciones y organizaciones que actúan desde hace decenios en la mayoría de los territorios que componen el Estado Español.

Aún así, pretendemos que se incorporen más organizaciones, con el único requisito de que asuman el compromiso y los valores que representa RromaniPativ.

Por el lugar que ocupamos en el universo asociativo gitano, creemos que podemos jugar un papel dinamizador en esta experiencia, equilibrando las posibles descompensaciones que se den en el desarrollo del plan de acción de RromaniPativ, desde la mejor de las voluntades pero siendo conscientes de las dificultades existentes.

 

El antigitanismo mediático es persistente, ¿por qué crees que, a pesar de los tremendos esfuerzos desarrollados por las asociaciones gitanas durante décadas, no se han conseguido mejoras significativas en lo que respecta al tratamiento de la imagen romaní en medios de comunicación, productos culturales o redes sociales?

Sin duda, el antigitanismo es un fenómeno estructural, eso significa que no debemos circunscribirlo a ámbitos parciales de actuación.

Probablemente, sin restar importancia a los tremendos esfuerzos realizados por el movimiento asociativo gitano en este ámbito, se ha cometido el error de no intentar ver el conjunto y fijarse más en la anécdota. Hemos querido pedirle a los directores y redactores gachés que fueran buena gente con nosotros, los kalés, y que nos trataran bien.

Desde mi punto de vista, sin perder una aptitud constructiva en general, tenemos que ser los gitanos y las gitanas quienes construyamos un movimiento de repulsa y contestación ante este fenómeno y pasemos a tomar la iniciativa. Los medios son antigitanos porque la sociedad lo es y eso les hace tener más lectores, espectadores, oyentes, etc. Nosotros los kalés, construyendo respuesta y resistencia mediática podremos atraer a quienes entiendan que la dignidad nos sitúa en un lugar de respeto, aunque solo sea para nosotros mismos. Pues eso…. Dignidad gitana, Rromani Pativ.

Fuente: museuvirtualgitano.cat