A partir de ese momento, ambulancias, equipos médicos del municipio de Sangüesa, un helicóptero medicalizado y agentes de la Policía Foral y de la Guardia Civil se desplazaron a la calle Nueva de Cáseda, donde se encontraron –como les habían informado antes– a tres pesonas muertas sobre el suelo a causa de un tiroteo ocurrido entre dos familias de etnia gitana, según confirmó posteriormente la Policía Foral.

Leer artículo completo: 20minutos.es