El periódico ABC publicó una noticia el 12 de enero de 2015 en la que se narraba una pelea entre dos personas en un bar del pueblo de Barajas. La disputa derivó en una agresión con arma de fuego: uno de los hombres disparó al otro con una escopeta, y el agredido quedó herido de gravedad.
La breve noticia mencionaba 3 veces que el agresor era de etnia gitana, algo que no era relevante para la comprensión de la noticia. En el subtitular se destacaba esta pertenencia étnica: “El presunto agresor, de 78 años y etnia gitana”, en el cuerpo de la noticia se destacaba una segunda vez, “las detonaciones que ha realizado un hombre de 78 años de etnia gitana”, y finalmente una tercera vez en el párrafo final, que se encabezaba con otro titular “Pelea entre gitanos”, donde se explicaba que el agresor había discutido anteriormente con una persona de etnia gitana.
La reiteración de la etnia del agresor en el contexto de la noticia de un crimen violento crea un efecto inmediato de identificación entre lo gitano y el delito.

Fuente: www.abc.es