Agentes de la unidad de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Lugo investigaron a cinco vecinos de la ciudad de la Muralla como supuestos autores de un delito de hurto. Los hechos ocurrieron ayer cuando, en un control preventivo, los agentes dieron el alto a una furgoneta, identificaron a los ocupantes y tras inspeccionar la carga, comprobaron que transportaban 400 kilogramos de acero inoxidable y 47 cajas de productos congelados, entre los que se encontraban zamburiñas, mejillones, merluza y calamares. Los ocupantes no acreditaron su procedencia.

Tras una investigación policial para esclarecer la procedencia y titularidad de dicha mercancía, los agentes constaron que los productos fueron sustraídos de una empresa situada polígono industrial de Rábade.

 

La Voz de Galicia