Su perra apareció “rajada de lado a lado” después de que la alcaldesa defendiese públicamente a varias familias gitanas zamoranas atacadas en un tiroteo en la localidad. 

Eva García de la Torre, alcaldesa de O Porriño (Pontevedra), ha tenido que recibir protección policial después de que el pasado fin de semana el cadáver de una de sus perras apareciese acuchillado. 

Los hechos tuvieron lugar después de que ésta defendiese en público a varias familias ‘gitanas zamoranas’ atacadas en un tiroteo en la localidad. Un hombre armado irrumpió en una pedida de mano e hirió a dos jóvenes del clan. 

Horas después, la regidora encontró a su perra, de 15 años, ”rajada de lado a lado”. No obstante, este macabro acto no ha amedrentado a Eva García de la Torre, quien ha proclamado que seguirá “trabajando por O Porriño y defendiendo a sus vecinos, independientemente de su “raza, religión o condición económica, le pese a quien le pese”. 

También ha negado sentir miedo: “Si hay un clan mafioso involucrado, se equivoca. Mi obligación es llamar a las cosas por su nombre y no voy a amedrentarme”. Tras el suceso, y hasta que se esclarezcan los hechos, se ha decidido poner bajo protección judicial a la alcaldesa. 

La dirigente ha anunciado que denunciará lo ocurrido a su perra. La Policía está ahora buscando a Juan Paulo Giménez, uno de los miembros de la familia de los Morones identificado por los testigos como presunto autor del tiroteo. 

Fuente: lasexta.com

Pin It on Pinterest

Share This